miércoles, 10 de septiembre de 2008

"Consigue fascinar"


La crítica de "Los Simpson: la película" del diario La Nación de Argentina la hizo Diego Batlle, que la calificó con un muy bueno. A continuación, el texto:

Los Simpson se agrandan en el cine

Después de 18 años y 400 capítulos en televisión, ya era hora de que la familia Simpson accediera al largometraje y a la pantalla grande. Tras reiterados amagos (la incursión cinematográfica fue un proyecto largamente codiciado), la película ya es una realidad, y lo primero que surge después de apreciar sus 87 minutos (hasta los créditos finales guardan sus sorpresas) es que semejante espera valió la pena.

El director David Silverman -un artista que encarnó como pocos el espíritu de la serie durante estas casi dos décadas de existencia- y un ejército de 11 guionistas que incluye a las dos máximas cabezas del show (Matt Groening y James L. Brooks) lograron que estemos ante un film con todas las letras y no ante un producto que deje la sensación de ser tres capítulos rejuntados.

Si bien no todo en " Los Simpson: la película" es igualmente eficaz (algo imposible en una narración que propone una broma física, un chiste visual o un elemento de ironía social cada diez segundos) y la trama decae en su interés durante varios pasajes de la segunda mitad, lo cierto es que hay aquí un conflicto central que se sostiene con buenos recursos hasta al final, hay un cuidado por desarrollar subtramas que definan las vivencias de cada uno de los integrantes de la familia y, a nivel narrativo y formal, hay una apuesta bastante más arriesgada y ambiciosa que en los episodios televisivos.

La película arranca a puro vértigo, humor negro, desparpajo y, claro, mucha ironía autorreferencial. En este sentido, una de las primeras líneas de diálogo que se escuchan consiste en una típica queja de Homero: "¿Por qué tengo que pagar por algo que puedo ver gratis en televisión?", exclama, frente a una película protagonizada por los sanguinarios Itchy y Scratchy (o Tomy y Daly).

Mientras Springfield se encuentra en medio de una pesadilla tóxica que la convierte en la ciudad más contaminada del planeta, los integrantes de la familia Simpson tienen nuevas experiencias: Homero lleva a la casa su nueva mascota (un cerdo), Bart encuentra en el vecino Ned Flanders una suerte de modélico padre sustituto y Lisa cree descubrir al amor de su vida en un joven irlandés llamado Colin que comparte con ella la militancia ecologista.

El film comparte con su pariente televisivo la mirada despiadada e incisiva sobre las peores miserias de la sociedad norteamericana, se ríe con acidez de los lugares comunes de la corrección política y propone el habitual juego de referencias a la cultura popular (hay aquí citas a "Titanic", "Harry Potter", "El Hombre Araña" y apariciones hilarantes de la banda Green Day, de Tom Hanks y de Arnold Schwazenegger ya convertido en presidente de la nación).

A nivel visual, la mixtura de técnicas de dibujo y animación más artesanales con fondos creados en computadoras con programas de diseño en 3D resulta no solamente creativa en el uso de los colores y los movimientos, sino decididamente funcional para el espíritu impiadoso y provocador del relato.

Así, más allá de algunos pequeños baches en su segunda mitad (como, por ejemplo, cuando los Simpson se radican en Alaska o cuando Homero tiene un viaje interior en busca de una epifanía que lo haga reaccionar), este primer largometraje sobre una de las familias más delirantes, patéticas y, al mismo tiempo, queribles de los últimos tiempos consigue fascinar, ahora, con todo el despliegue y la espectacularidad que ofrece la pantalla grande.

6 comentarios:

flake dijo...

todavia no la vi...mil disculpas

nikki dijo...

Sigo pensando que es como un capítulo de Los Simpsons dilatado, y me hizo reír poco. Chistes obvios y lugares comunes típicos de las últimas temporadas.

Perdón por hacerme el fundamentalista de las primeras 12 temporadas.

O quizá sea que durante 20 años, cada capítulo fue como una peli zipeada.

Quien sabe. Son los misterios de la humanidad (?).

Kluivert dijo...

Nikki, yo te comprendo. A mí la peli tuvo momentos que me hicieron explotar, y otros que me dejó con esa sensación que vos decís. Igual ya hay revancha confirmada. Menos mal que las segundas partes siempre son mejores. Ah, no, cierto que es al revés (?).

Anónimo dijo...

a mi la pelicula no me gusto , me parece que perdieron todas las situaciones tremendas que te hacian reir de verdad, para convertirse en una serie con chistes simples donde es gracioso que bart este desnudo o que homero se martille un dedo, llamenme como quieran bardeenme tambien pero me parecio pesima. parecia una pelicula de disney.
perdon por mi indignacion pero me tenia que descargar.

nico dijo...

perdon por no poner mi nombre, soy el anonimo que no le gusto la pelicula.

Ruibal dijo...

Aunque no una película de Disney, sí creo que parece algo distinto de la serie.

Me parece que al hacer una película destinada a hacer mucha guita, como ésta, hay que tener en cuenta al público en todo su espectro, incluso todavía más que en la serie.

Por eso el puerco Araña dio risa: era algo para la gente que no disfrutaría tanto con chistes más propios de la serie, de los que también hay, eso sí.